senado

Con el voto de Morena y sus aliados políticos, el pleno del Senado aprobó la Estrategia Nacional de Seguridad Pública del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que tiene como columna vertebral buscar el diálogo con los delincuentes y llevarlos a la contrición, a fin de que puedan reintegrarse plenamente a la sociedad, incluso como hombres y mujeres de negocios lícitos.

La estrategia plantea que será la Guardia Nacional la responsable de aplicar esta estrategia, que se complementa con un combate financiero contra el crimen organizado.

Momentos antes de que el pleno aprobara, con 78 votos en favor, cuatro en contra y 30 abstenciones, esta estrategia, el propio secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, resumió que consta de cinco grandes áreas a desarrollar.

Erradicar la corrupción y establecer un auténtico Estado de derecho, en materia de corrupción. “Nadie se llamará a engaño en los cuerpos de seguridad; pintaremos una raya clara entre la delincuencia organizada y los cuerpos de seguridad y acabaremos con la delincuencia uniformada”, dijo.

El segundo punto es garantizar empleo, educación, salud y bienestar. “La idea motriz del programa de seguridad es que la paz y la seguridad son fruto de la justicia, los objetivos de la seguridad no pueden alcanzarse sólo por la vía de la fuerza. Las fuerzas del orden tienen tan sólo un rol complementario en la seguridad.

Como tercer punto está el pleno respeto y promoción de los derechos humanos, porque “las violaciones a los derechos humanos se multiplican y perpetúan en la impunidad, por ello se incorporará el conocimiento de tales derechos en los procesos de formación de personal para las corporaciones policiales y militares… Se erradicará la represión y nadie será torturado, desaparecido o asesinado por un cuerpo de seguridad del Estado; se dará seguimiento puntual a cualquier denuncia en este sentido”.

La cuarta es la regeneración ética de la sociedad. “La crisis de valores y de convivencia constituye uno de los componentes del estallido de violencia y criminalidad que vivimos; ante este panorama, la regeneración ética es, al mismo tiempo, un medio y propósito de la Cuarta Transformación.

Y la última área es la reformulación del combate a las drogas, a partir de permitir su consumo regulado.

En el marco de la sesión, los senadores del PAN y del PRI anticiparon que votarían en abstención, porque consideran que la estrategia tiene inconsistencias.

Excélsior

You May Also Like