casa

El gobierno del presidente estadunidense Donald Trump redobló el domingo su amenaza de cerrar la frontera sur, con México, un día después de recortar la asistencia a países centroamericanos acusados por Trump de enviar deliberadamente migrantes a Estados Unidos.

Frente a un aumento fuerte de las personas que buscan asilo procedentes de naciones de Centroamérica que viajan por México, el presidente dijo el viernes que había una “gran probabilidad” de que cerraría la frontera esta semana si México no impide que los inmigrantes no autorizados lleguen a Estados Unidos.

También acusó, sin ofrecer evidencia, a países de haber “armado” caravanas de inmigrantes y enviarlas al norte.

En el programa ‘This Week’ del canal de televisión ABC, el jefe de Gabinete en funciones de la Casa Blanca, Mick Mulvaney, dijo que Trump tenía pocas opciones en ausencia de cualquier respaldo de los demócratas para aumentar la seguridad fronteriza, o medidas para cambiar la ley de migración.

“Frente a esas limitaciones, el presidente hará todo lo que pueda. Si cerrar las puertas de entrada significa eso, eso es exactamente su intención”, dijo Mulvaney.

“Necesitamos seguridad fronteriza y vamos a hacer lo mejor que podamos con lo que tenemos”, agregó.

México es el tercer socio comercial de Estados Unidos y solo en el puerto de la ciudad de Calexico (California) cada día cruzan unos 1,000 camiones, mientras que por Laredo (Texas) transitan unos 11 trenes de mercancías cada día, según datos de los departamentos de Transporte y de Comercio de Estados Unidos.

Solo en 2017, los servicios y bienes que Estados Unidos intercambió con México tuvieron un valor de más 615,000 millones de dólares, según las citadas fuentes.

Preguntado sobre ese intercambio comercial en otra entrevista con CNN, Mulvaney reconoció que Estados Unidos está preocupado por los efectos que pueda tener en su economía el cierre de la frontera.

Sin embargo, añadió: “También estamos preocupados por el efecto que tendrá en la economía estadounidense y en la nación la entrada de más de 100.000 personas de manera ilegal este mes”.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) estima que este mes el número de personas detenidas por cruzar ilegalmente la frontera podría llegar a 100.000.

En febrero, las autoridades fronterizas detuvieron a 76,000 migrantes.

Excélsior

You May Also Like