La cancelación temporal de esta prueba fue admitida por Alcocer, quien precisó que por complicaciones en la licitación con las empresas del ramo se tuvo que cancelar en 12 estados. No obstante, estimó que en dos o tres semanas se normalizará el servicio.

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, reconoció que un oficio enviado por el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva generó confusión. En redes sociales circularon copias de ese texto presuntamente emitido por esa dependencia federal dirigidos a las secretarías de Salud estatales en los que se anuncia la conclusión de contratos de los servicios de tamizaje y la indicación de que con recursos de la entidad se les dé continuidad en tanto se define su proceso de licitación.

López-Gatell señaló que el tamiz neonatal –que identifica seis enfermedades congénitas– se financiará con recursos del Seguro Popular en 18 estados. En las otras 14 entidades, como parte del plan de contingencia una vez que el pasado 26 de marzo concluyeron los contratos con empresas de sistemas integrados, se hizo un acuerdo interinstitucional para que las pruebas se efectúen en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Por lo tanto, explicó el funcionario, los sistemas estatales de salud no tienen por qué pagar con sus propios recursos el servicio, como se indicó en el oficio del centro de equidad de género, y tampoco se suspenden los exámenes a los recién nacidos.

En el oficio enviado por la CNDH, el ombudsman nacional solicitó que toda decisión, procedimiento y actuación relacionados con el otorgamiento de ese servicio de salud considere, por encima de cualquier otro aspecto, el interés superior de la infancia, que es un derecho establecido en normas nacionales e internacionales.

Al ser entrevistado en Palacio Nacional, el titular de la Ssa se refirió al tema y agregó que se había echado a andar una estrategia de apoyo a través del IMSS para entidades que suspendieron la prueba. Incluso, señaló que ya identificaron a 20 empresas que participan en el mercado nacional para los insumos del tamiz neonatal.

Datos estadísticos revelan que la aplicación del tamiz neonatal desde 1998 ha permitido la detección oportuna de padecimientos congénitos en los pequeños. Tan sólo en 2018 fueron detectados 17 mil 42 casos sospechosos, de los cuales a 14 mil 485 (85 por ciento) de los menores se les realizaron pruebas confirmatorias con las que se detectaron a 3 mil 46 niñas y niños con algún padecimiento.

La Jornada

You May Also Like