El Centro de Investigación y Estudios Avanzados del Instituto Politécnico Nacional (IPN) desarrolla un material de construcción que combina concreto con vidrio reciclado, más resistente a las condiciones de humedad y corrosión que hay en la Península de Yucatán.

Edwin Hoil Canul, que forma parte del proyecto, explicó que la piedra caliza de Yucatán y Quintana Roo es menos resistente a la que se puede encontrar en Chiapas, por ejemplo, por lo que con esta combinación de material reciclado se iguala la capacidad de resistencia.

“El sureste es muy húmedo y la humedad es una de las partes catalíticas (relacionadas) del proceso de corrosión; sin embargo, con esta técnica lo que observamos es un incremento en las propiedades. Lo que hace el vidrio es cerrar poros, una vez que los cierra evita que penetre la carbonatación, los iones de cloruro y la humedad”, sostuvo.

El especialista indicó que con esta técnica se mejora la calidad de los concretos, se disminuye la cantidad de basura y se reduce la cantidad de dióxido de carbono que se produce en la fabricación de cementos tradicionales, además de que se reducen los costos.

“Reciclamos el vidrio que es basura, que es desecho, lo trituramos a un tamaño de partícula específico y lo sustituimos en proporciones de cinco, 10 y 15%, hemos ido midiendo sus propiedades en cuanto a la degradación de concretos y los resultados que hemos observado han sido positivos”, dijo.

SIPSE

You May Also Like