Cuando parecía que el peso cedería terreno frente al dólar este miércoles, la volatilidad que inyectó la decisión de política monetaria de la Reserva Federal (Fed) terminó por favorecer a la moneda mexicana, que apuntó ganancias en la última hora de operación.

En tan solo 30 minutos, el peso tocó los ‘limites’. A las 12:42 horas, alcanzó su nivel máximo, a los 19.2349 pesos, y su mínimo a las 13:12 horas, de 19.1015 unidades, coincidiendo con la intervención pública de Jerome Powell, presidente de la Fed.

De acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico), el peso se apreció 0.03 por ciento, o 2.95 centavos, que lo ubican en 19.1250 unidades.

En ventanilla bancaria, el billete verde cerró las operaciones de venta en 19.40 pesos, luego de que durante la sesión alcanzó el nivel de las 19.50 unidades.

El índice Bloomberg, que mide la fortaleza del billete verde frente a una canasta de diez divisas, también mostró mayor volatilidad tras la decisión del Fed y finalmente terminó el día en mil 197 dólares, una depreciación de 0.12 por ciento.

Al mediodía, la Reserva Federal anunció el recorte de la tasa de interés en 25 puntos base, con lo que el referencial quedó en un rango de entre 1.5 – 1.75 por ciento, en línea con lo esperado por el mercado.

La decisión no fue unánime, ya que dos miembros de la Reserva Federal (Esther L. George y Eric S. Rosengren) se pronunciaron a favor de mantener la tasa sin cambios.

En su comunicado, la institución eliminó el enunciado de que ‘actuará según corresponda’ y agregó que monitoreará las implicaciones de nueva información a medida que evalúa “el camino apropiado” para el rango objetivo de la tasa de los fondos federales.

Esta situación alimentó la postura de que la Fed estaba entrando en un terreno de pausa.

“Al eliminar ‘actuará según corresponda’, la declaración muestra que los miembros están intentando alejarse de una posición activa y poniendo más énfasis en el monitoreo”, comentó el equipo de Bloomberg Economics.

En su declaración ante medios, Jerome Powell, presidente del Banco Central estadounidense, comentó que la Junta cree que la política monetaria está en un buen lugar y tomaron una decisión adecuada, mientras la información entrante siga siendo coherente con su perspectiva.

Al igual que en la reunión pasada, el comité de política monetaria citó las implicaciones globales para recortar las tasas.

Antes de la apertura del mercado, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) dio a conocer que el PIB del país se contrajo 0.4 por ciento a tasa anual en el tercer trimestre de este año por primera vez desde el cuarto trimestre de 2009, cuando la economía padecía los estragos de la crisis.

En el comparativo con trimestre anterior, el crecimiento registró un alza de 0.1 por ciento, con base en cifras ajustadas por estacionalidad.

El consenso de analistas consultados por Bloomberg esperaba un crecimiento nulo de 0.0 por ciento en la comparación anual.

La contracción de la economía viene precedida por un avance a tasa anual de 0.3 por ciento (segundo trimestre) y 0.1 por ciento (primer trimestre), según datos del Inegi.

En el caso de Estados Unidos, el PIB registró un avance a tasa anual de 1.9 por ciento, por arriba de la expectativa del consenso y muy cerca del 2 por ciento observado en el segundo trimestre.

El crecimiento de la economía estadounidense se vio apoyado por el incremento de 2.9 por ciento en el consumo, lo que superó también las expectativas, una moderación respecto al avance del trimestre previo.

El reporte de empleo en el sector privado de la firma ADP también superó las expectativas, mostrando una creación de 125 mil plazas en octubre, 15 mil más respeto a las expectativas que se tenían.

El Financiero

You May Also Like