El peso mexicano pasó este martes de terreno negativo a positivo, colocándose como la segunda de mejor desempeño dentro de las divisas más negociadas a nivel global.

Esto luego de que se diera a conocer que Estados Unidos decidió postergar la entrada de aranceles sobre algunas importaciones provenientes de China. Con esto se aleja, por el momento, el ‘fantasma’ de una guerra de divisas.

El Banco de México (Banxico) informó que el dólar interbancario cerró en 19.3895 unidades. En el día, el peso ganó 17.20 centavos, semejante a 0.88 por ciento.

El tipo de cambio del peso con el dólar tocó esta jornada un máximo en 19.678 unidades, mientras que el mínimo se reportó en 19.355 unidades, en el mercado de mayoreo.

En ventanilla bancaria, el billete verde se vende en 19.70 unidades, cifra menor a las 19.92 unidades reportadas el lunes como cierre por Citibanamex.

En la jornada, el peso mexicano ocupó el segundo puesto como la moneda de mejor desempeño dentro de las divisas más negociadas a nivel global. El primer lugar correspondió al peso chileno, de acuerdo con datos de Bloomberg.

La moneda mexicana avanza este martes apoyada en la mejoría en la percepción del riesgo, como respuesta al sorpresivo anuncio de que Estados Unidos decidió aplazar la aplicación de aranceles a algunos productos comprados a China, hasta el próximo 15 de diciembre.

Algunos de estos son laptops, teléfonos móviles, consolas de videojuegos, ciertos juguetes, monitores de computadores y algunos ítems de indumentaria.

Los temores de los participantes del mercado cambiario sobre la situación en Argentina y Hong Kong fueron desplazados, por ahora, a segundo plano.

El índice que mide el comportamiento del billete verde con respecto a una canasta de diez divisas gana 0.17 por ciento.

La tasa del bono del Tesoro de Estados Unidos se reporta en 1.68 por ciento, un mínimo no visto desde principios de octubre del 2016, situación que le resta algo de fuerza al dólar en el mercado internacional.

En Estados Unidos se informó que la inflación subió 1.8 por ciento a tasa anual en julio, en línea con lo esperado por una encuesta levantada por Bloomberg. En tanto que quitando los elementos volátiles, como los alimentos y la energía, el aumento fue de 2.2 por ciento, por arriba del 2.1 anterior.

A pesar de los resultados mixtos en mataría de inflación se mantiene la expectativa de que la Reserva Federal bajará su tasa de referencia en su reunión de septiembre.

En otro frente, se observa un desempeño positivo en el mercado petrolero, situación que apoya también a la recuperación de la moneda mexicana.

El precio del crudo tipo West Texas gana 3.82 por ciento, a 57.03 dólares por barril, mientras que el tipo Brent avanza 4.54 por ciento, a 61.22 dólares.

El tipo de cambio presenta una resistencia en 19.90 unidades en el mercado de mayoreo. En tanto que el soporte se ubica en 19.36 unidades.

El Financiero

Total
1
Shares
Compartir ....
Share on Facebook
Facebook
You May Also Like