Los participantes del mercado cambiario en México recibieron este lunes señales mixtas desde el exterior y reaccionaron a los datos de ventas minoristas locales. Sin embargo, sucumbieron ante el fortalecimiento del dólar a nivel mundial.

Durante las primeras horas de la sesión, la moneda local presentaba una ganancia marginal, luego de darse a conocer datos de ventas minoristas en el país.

De acuerdo con cifras del Banco de México (Banxico), el peso cerró la sesión en 19.4780 unidades, una depreciación de 0.1 por ciento respecto al cierre del viernes.

En ventanilla bancaria, el billete verde se vende en 19.80 unidades, cifra mayor a la reportada el viernes como cierre por Citibanamex de 19.75 unidades.

La serie ajustada por temporalidad mostró que las ventas minoristas se expandieron a una tasa anualizada de 1.7 por ciento en julio, el mismo ritmo de crecimiento anual que en junio, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

La resistencia que mostró el peso frente al dólar durante más de media sesión provino de noticias relacionadas con el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC), el cual podría ser votado y aprobado en el Congreso estadounidense antes de que termine el año.

La semana pasada, el asesor en materia comercial de la Casa Blanca, Peter Navarro, declaró que no aprobar el acuerdo sería una “catástrofe”, mientras que la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, también señaló la semana pasada que los demócratas esperan poder aprobar el acuerdo, enviando la señal de que habrá poca oposición a nivel legislativo.

Entre un conjunto de 24 divisas de mercados emergentes, el peso ocupó la novena posición entre estos mercados, siendo el rand sudafricano, la lira turca y el rublo ruso las de mejor desempeño.

Por otra parte, el índice que mide la fortaleza del billete verde frente a una canasta de diez divisas gana 0.11 por ciento.

La fortaleza del dólar a nivel internacional, proviene de débiles datos manufactureros PMI’s en la zona Euro y una mayor percepción de riesgos geopolíticos entre Estados Unidos e Irán.

El PMI compuesto de la Zona se redujo por octavo mes consecutivo, de 51.9 puntos a 50.4 puntos en septiembre como resultado de un fuerte deterioro de las condiciones en el sector servicios, derivado de la incertidumbre generada por el Brexit, así como por las tensiones comerciales.

En el tema geopolítico, el Gobierno estadounidense busca una solución diplomática al conflicto con Irán, aunque se dice listo para entrar en acción.

El ministro de Relaciones Exteriores de Irán no descarta un escalamiento del conflicto luego de que el presidente de EU, Donald Trump, anunciara el envío de tropas a Arabia Saudita. Esta semana tiene lugar la asamblea general de Naciones Unidas, en la que no se prevé un encuentro entre los mandatarios de ambas naciones.

Las tensiones entre Irán y Estados Unidos y reportes sobre el ritmo de recuperación de Arabia Saudita hicieron subir los precios en el mercado energético que muestra un desempeño al alza.

El precio del WTI ganó 0.9 por ciento y cotiza en 58.61 dólares por barril. El Brent sube 0.61 por ciento, a los 64.68 dólares por barril.

La semana pasada, la Reserva Federal comenzó a realizar inyecciones de capital después de que la tasa de los fondos federales se viera presionada por la falta de liquidez en el mercado.

El viernes por la tarde, la Fed anunció que el programa de repos se extenderá hasta el 10 de octubre y este consistirá de repos diarios, del tipo overnight, por ofrecimientos de al menos 75 mil millones de dólares cada uno, además realizarán tres operaciones de esta clase a plazos de 14 días por ofrecimientos de al menos 30 mil millones de dólares cada uno (los días 24, 26 y 27 de octubre).

El Financiero

You May Also Like