Las autoridades de Estados Unidos practicarán pruebas de ADN a todos los inmigrantes que crucen su frontera desde México y que estén bajo su custodia, cuando entre en vigor una regulación próximamente, informó el Departamento de Seguridad Nacional (DHS, por su sigla en inglés), aunque no ofreció más detalles.

“Estamos buscando expandir la recolección de ADN a todos o casi todos los inmigrantes detenidos en EU o que cruzan la frontera ilegalmente”, dijo un alto funcionario de ese departamento en una llamada telefónica con periodistas.

De acuerdo al DHS, esta acción mejorará la capacidad de los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP,) y del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) de identificar a los migrantes detenidos.

La regla, que está bajo revisión del Departamento de Justicia, permitiría al Gobierno adquirir información, que se almacenaría en la base de datos criminales del FBI, de personas que no han sido acusadas de ningún delito que no sea cruzar ilegalmente la frontera.

En tanto, el presidente Donald Trump negó la información divulgada en la prensa sobre una propuesta suya de utilizar fosos con cocodrilos y disparar a migrantes en las piernas para frenar su ingreso en la frontera con México.

“La prensa está intentando vender el hecho de que yo quería un (foso) lleno de cocodrilos y serpientes, con una cerca eléctrica y puntas afiladas encima, en nuestra Frontera Sur”, escribió Trump.

“Puedo ser duro sobre la seguridad de la frontera, pero no así de duro. La prensa se ha vuelto loca. Noticias falsas!”, añadió.

Los tuits son una respuesta a un informe de The New York Times que detalla la frustración del presidente sobre las limitaciones que marca la ley acerca de lo que puede hacer para detener a los migrantes.

Según el diario, Trump manejó la posibilidad de utilizar reptiles potencialmente mortales y cercas con puntas. También sugirió permitir a soldados disparar contra las piernas de inmigrantes ilegales.

AFP y EFE

You May Also Like