El Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) aún no ha podido comercializar 70% de los lotes que conforman la Marina Cozumel, por lo que buscarán cambiar el esquema de negocios.

Alejandro Varela Arellano, director jurídico de Fonatur, dijo que el proyecto ha enfrentado diversos problemas desde su concepción, como el huracán Wilma o la crisis por el virus AH1N1, además de una errónea estrategia de comercialización.

Ante ello, plantean ya no vender los lotes restantes, sino ofrecerlos como un activo a socios inversionistas.

El gobierno federal ofrecerá los lotes ya urbanizados, mientras que los inversionistas sus conocimientos en los diversos giros que pueden construirse en la Marina, desde hoteles, centros comerciales, desarrollos residenciales y restaurantes, explicó el funcionario.

Se trata de la nueva visión de negocios que pretende implementar Fonatur, ya no desarrollando y vendiendo predios dentro de complejos inmobiliarios previamente planeados, sino manteniendo la propiedad de la tierra y asociándose con potenciales inversionistas para que los dividendos de los negocios beneficien a las arcas del gobierno por 10, 20, 30 años o el tiempo que dure la rentabilidad un determinado desarrollo inmobiliario.

Adelantó que ya tienen ofrecimientos para el establecimiento de restaurantes bajo este nuevo esquema de asociación público-privada.

“Habría que imagina los dividendos que podría generar Cancún si en lugar de desarrollar y vender Fonatur se hubiera mantenido como socio, manteniendo la propiedad de la tierra (…) Hoy Cancún es un claro ejemplo de la revalorización de la tierra con un incremento en la plusvalía en más de 800% por metro cuadrado”, añadió Varela Arellano.

Comentó que este mismo esquema lo están aplicando en la reserva territorial que aún tienen en Cancún y en otros destinos del país, donde Fonatur había fungido como desarrollador de proyectos estratégicos.

Antecedente

En el 2008, Fonatur colocó la primera piedra de la Marina Cozumel, que entonces se proyectaba que podría captar 191 millones de dólares en inversión privada, además de que permitiría el arribo de 36,000 nuevos visitantes extranjeros al año, con divisas estimadas en 45 millones de dólares anuales.

En julio del 2011, la dependencia comenzó la venta de los terrenos mediante el esquema Momento Fonatur. El complejo cuenta con una capacidad para 333 embarcaciones, tres lotes hoteleros con permisos para desarrollar hasta 576 habitaciones, 469 viviendas en condominio y 55 residencias.

La inversión de Fonatur fue del orden de los 376 millones de pesos y el potencial de atracción de inversiones ahora se calculaba en los 500 millones de dólares.

El Economista

You May Also Like