Los ganaderos quintanarroenses buscarán eliminar a los intermediarios para conseguir un mejor precio, porque como en todos los sectores los “coyotes” son los que se llevan las ganancias.

Jesús Polanco Castillo, presidente de la Asociación Ganadera Pueblos Unidos de Othón P. Blanco, dijo que actualmente venden el kilogramo más bajo de lo normal, pues ha caído hasta 25 pesos el kilogramo.

“El becerro de 180 a 220 lo pagan de 36, 37, máximo 38 el kilogramo. Después de 220 a 300 te lo pagan a 35 el kilogramo y después de 300 te lo pagan a 30 el kilogramos si es que te lo compran y la vaca 25, 26, 27 kilo”.

Según el entrevistado, el precio mínimo debe ser de 45 pesos el becerro, menor de 220 kilos, 43 pesos el kilo de más de 220 hasta los 300, mientras que la vaca debe costar 35 el kilo en pie, tomando en cuenta los precios al consumidor.

La carne en los mercados y carnicerías subió desde el 2018 y ya no bajó: 120 el kilogramo de la carne y especial 130 pesos el kilo, el hueso con carne 80 pesos el kilo.

Ante estas circunstancias, señaló que es indispensable cambiar el esquema de compra venta, para eliminar a los “coyotes”, tal y como se hizo en los otros estados de la península de Yucatán, donde se implementaron programas de subasta ganadera.

Para ello, los ganaderos de los estados vecinos invitan a empresarios que manejan este producto a los corrales y es ahí en donde se subasta el becerro, lo cual ha funcionado a la perfección.

En esos lugares la puja arranca con 42 pesos por kilo y termina vendiéndose arriba de los 70 pesos, precio que ha permitido mejorar la economía de quienes se dedican a la actividad de la crianza de ganado, es por eso que es necesario un sistema similar en Quintana Roo.

“La idea es aprender de este nuevo modelo, para aplicarlo y con ello poder proteger a los ganaderos, quienes desde hace mucho tiempo están padeciendo una crisis terrible de la que es necesario sacarlos”.

Para concluir, añadió que estarán buscando el apoyo de los diputados locales, para traer el esquema, aclarando que se requiere pasar de ya del discurso a la acción.

SIPSE

You May Also Like