genaro

El magistrado Brian Cogan, quien preside el caso contra Genaro García Luna, ordenó investigar a medios y reporteros mexicanos que entorpecieron desde México la audiencia de ayer para el exjefe policiaco.

Fuentes de la Corte Federal del Este de Nueva York filtraron al periodista independiente Rick Freeman que habría una averiguación contra los periodistas y medios que ingresaron a la audioaudiencia para García Luna.

“El honorable juez Cogan ordena la apertura de una investigación contra los periodistas y medios de comunicación que intentaron entorpecer la audiencia de Genaro García Luna y, en su caso, sancionarlos por obstrucción a la justicia, desacato y falta de respeto al tribunal”, escribió Freeman en su cuenta de Twitter.

En la audiencia, Genaro García Luna se declaró no culpable de cinco cargos federales en su contra.

Los cargos son asociación delictuosa, conspiración internacional para tráfico de cocaína, conspiración para importar cocaína a Estados Unidos y mentir a autoridades federales estadunidenses.

También está acusado de haber conformado una fortuna personal con sobornos de que recibía del cártel de Sinaloa para enfocarse en erradicar otros cárteles rivales, cuando García Luna era encargado de la lucha antidrogas.

La siguiente audiencia, prevista para el 7 de diciembre, será en videoconferencia al interior del tribunal y en audio conferencia para el público, como la de ayer miércoles, para prevenir contagios de covid-19.

La audiencia de este 7 de octubre había sido postergada dos meses para prevenir contagios entre testigos en prisión, abogados y asistentes al tribunal; ahora la siguiente audiencia será también dentro de dos meses.

El magistrado Brian Cogan dijo que el plazo bimestral queda justificado porque el caso es complejo y por limitaciones sociales recomendadas ante la pandemia.

El magistrado pidió a la defensa y a la fiscalía que se esfuercen por entregar documentos a García, en prisión desde diciembre.

Las restricciones por la pandemia permiten que García Luna tenga acceso a una computadora para comunicaciones con sus abogados, pero sin buena conexión a la red mundial desde prisión.

Excélsior

You May Also Like