broma

Todos les hemos dado a nuestros papás un regalo hecho a mano en la escuela, como por ejemplo un portarretratos que incluía pasta o palitos de paleta, o una piedra pintada para ser utilizada como pisa papeles o nuestra mano dibujada en una cartulina.

Y aunque la mamá o el papá fingían sorpresa y que les gustó, en el fondo sabíamos que no lo utilizarían y que preferían algo más.

En esta ocasión fue al revés. Una mamá quiso darle un regalo de broma a su hijo por el día del niño, pero la reacción del pequeño fue todo lo contrario a lo que esperaba.

La mujer le pidió que cerrara los ojos. Cuando lo abrió recibió un dibujo con arroz pegado y con mensajes como el que ellos suelen hacer para el día de las madres o del padre.

“Eres el mejor hijo del mundo. Te amo muchísimo. Te adoro con el corazón. Mi pequeño amor. Disfruta cada momento. Eres el niño más fuerte de la vida”, decía en la hoja.

Para el menor fue el mejor regalo que pudo recibir, ya que conmovido abrazó a su madre y comenzó a llorar.

Después del tierno momento, el niño recibió como regalo un dinosaurio de juguete.

A veces lo único que necesitan los niños es un ‘te quiero’.

Excélsior

You May Also Like