El presidente Andrés Manuel López Obrador rechazó haberle dictado línea a Morena en las elecciones de su dirigente nacional.

Según explicó, él sólo opinó que era mejor utilizar el método de la encuesta para renovar la presidencia nacional, para evitar confrontaciones y ahorrarle una mala imagen de conflicto al partido que ayudó a fundar.

“No, no, no, nada de eso, eso sí no […] Entonces, mi opinión que no es más que mi punto de vista, que, para evitar confrontaciones, pleitos, que afecten la imagen de Morena, porque la gente que está en ese partido, como militantes de otros partidos, pues siempre se preocupen por que sus partidos no queden mal”, defendió durante la conferencia mañanera.

Descartó que se trate de una encuesta disfrazada de dedazo. Por un lado, es absolutamente legal porque es parte de los estatutos de Morena y sólo se trata de hacer un quién es quién de los candidatos para evitar “escándalos”.

“Mi recomendación respetuosa era de que, no se desechara la posibilidad en la elección de los dirigentes. Que se podía hacer una encuesta o dos o tres y saber quién es quién y elegir así”, garantizó.

Asimismo, dijo que no fue una palabra “tan fea”, “tan grosera”, cuando mandó al “carajo” a los ambiciosos vulgares que sólo buscan el poder por el poder, y no deben dedicarse al noble oficio de la política.

“Me encontré la definición de: ‘carajo o al carajo’ y no es tan fea, tan grosera. vete al carajo es vas castigado, no es una grosería […] El que es un ambicioso vulgar no debe dedicarse al noble oficio de la política, se tiene que ir al carajo, eso fue lo que dije y no tiene dedicatoria, es en general”, defendió.

El Sol de México

You May Also Like