En el marco de la entrada en vigencia la nom-035, que contempla el estrés laboral como un factor de riesgo, ya se han integrado en Quintana Roo las primeras siete denuncias de presuntas víctimas de este problema.

Al respecto, Catalina Portillo Navarro, secretaria del Trabajo y Previsión Social en el Estado, señaló que casi todas ellas se presentaron ante la Junta de Conciliación y Arbitraje de la ciudad de Cancún, por empleados de la iniciativa privada que acusan a sus jefes directos de causarles estrés por lo que ellos denominan “acoso laboral”.

La funcionaria estatal añadió que ya están siendo atendidos estos casos; sin embargo, dijo esperar que este tipo de denuncias se incrementen de manera exponencial conforme los trabajadores conozcan esta nueva disposición, misma que entró en funciones el pasado 23 de octubre tras la Reforma Laboral del 1 de mayo.

Si bien no existe un estudio específico para Quintana Roo, datos oficiales de la Secretaría de Salud a nivel nacional afirman que al menos cinco de cada 10 empleados presentan algún porcentaje de estrés laboral que deriva en otras enfermedades.

Lo anterior significa que al menos 278 mil personas en el Estado enfrentan esta situación en sus centros de trabajo, y por tanto son potenciales denunciantes.

Esto incluye también a los trabajadores que laboran en los Ayuntamientos de los 11 municipios, así como en las dependencias del Gobierno del Estado.

Al respecto, Catalina Portillo dijo que la dependencia a su cargo necesitará un mayor personal y capacitación para las Juntas de Conciliación y Arbitraje en el estado, pues en efecto se prevé que aumenten de manera exponencial el número de denuncias por acoso y estrés laboral.

Si bien no dio cifras de si se necesitará contratar nuevo personal, dijo que ya se encuentran en el análisis para presentar una propuesta para el presupuesto del próximo año.

SIPSE

You May Also Like