A través de alianzas estratégicas con instancias públicas y privadas se ha logrado que Quintana Roo no sólo se perciba como un destino de sol y playa, sino como una nueva oportunidad para el desarrollo de nuevas industrias, generando certeza jurídica debido a la fortaleza institucional, aseguró Bernardo Cueto Riestra, director del Instituto para el Desarrollo y Financiamiento del estado.

Ello ha permitido que Quintana Roo haya captado en lo que va de la administración de Carlos Joaquín González, que comenzó el 25 de septiembre del 2016, un total de 1,156.8 millones de dólares en Inversión Extranjera Directa (IED).

“Tan sólo en el primer semestre captamos 309.3 millones de dólares, la cifra más alta desde el 2007, para un mismo periodo de comparación, colocándonos como líderes peninsulares, captando 66% de las inversiones registradas en esta región. Trabajando a través de nuestra plataforma Pro Quintana Roo hemos logrado atraer más y mejores inversiones para nuestro estado”, aseguró el funcionario.

Recordó que hace unas semanas se logró concretar la inversión de la empresa beliceña Caribbean Tire, dedicada a la venta de neumáticos y autopartes.

“Se trata de una la inversión de 4 millones de dólares para instalar primera sucursal en el sur del estado, siendo Chetumal la sede”, explicó.

Además, se concretó también recientemente una inversión de 8 millones de dólares para la construcción de hotel ecoturístico Boca de Agua en Bacalar sobre unos terrenos de 13 hectáreas aledaños a la laguna de Bacalar. Dicho desarrollo constará de 32 cabañas, un muelle piloteado sobre la laguna, estacionamiento, así como áreas comunes y de servicios.

La atracción de inversiones es un esfuerzo transversal, toda vez que desde diferentes instancias estatales se hacen esfuerzos para atraer nuevos capitales en infraestructura, inversión productiva y reforzamiento de la industria turística, detalló Cueto Riestra.

Infraestructura

Eduardo Ortiz Jasso, director de la Agencia de Proyectos Estratégicos de Quintana Roo, indicó que promueven grandes proyectos de infraestructura para la entidad.

Entre los más importantes, mencionó dos ampliaciones carreteras en los tramos Cancún-Tulum, de 113 kilómetros y una inversión de 977 millones de pesos, y el tramo Tulum-Bacalar, con una longitud de 207 kilómetros y una inyección de 1,807 millones de pesos.

También buscan recursos para la construcción de tres puentes, ubicados en la zona norte de Quintana Roo. El primero de ellos es el puente sobre la laguna Nichupté, con una extensión de 8.7 kilómetros para agilizar el tráfico en la zona hotelera de Cancún, cuya inversión asciende a 4,000 millones de pesos.

El segundo puente conectaría la península de Chacmuchuch con la llamada Ciudad Mujeres en la parte continental de Isla Mujeres, con una longitud de 4 kilómetros, a 15 minutos de Cancún, y una inversión de 2,000 millones de pesos.

El tercer puente que se ubicaría en el extremo norte del estado, para conectar la llamada zona de Isla Blanca con el macizo continental; la longitud sería de 2 kilómetros y la inversión, de 1,000 millones de pesos.

Ortiz Jasso señaló que estos proyectos fueron presentados a la Cámara de Diputados para gestionar recursos federales, aunque buscan capital privado a fin de financiar alguna de estas obras mediante una asociación público-privada.

El Economista

You May Also Like