La Asociación Mexicana de Asistencia en el Retiro (AMAR) promueve el establecimiento de comunidades de retirados estadounidenses y canadienses en Quintana Roo.

Javier Govi, presidente de la AMAR, aseguró que tienen pláticas con grandes cadenas hoteleras como Iberostar y Mayakoba para cristalizar proyectos residenciales en la zona norte de Quintana Roo.

El directivo explicó que los estudios realizados por la AMAR revelan que el ingreso promedio de las personas que viven en donde hay comunidades de retirados se incrementa 1.5 veces respecto del promedio, derivado de la derrama y los servicios que demandan.

La presencia de esta comunidad tiene impactos que suelen pasar desapercibidos, pero que tienen una mejora sustancial en la calidad de vida de quienes los rodean.

Tan sólo en la seguridad hay mejoras sustanciales, lo mismo que en los servicios urbanos, pues invierten en rampas para banquetas y otras mejoras urbanas debido a que se trata de personas arriba de los 65 años con necesidades para su desplazamiento.

El directivo aseguró que está en planes el proyecto de instalar en Cancún un corporativo del World Trade Center enfocado a una comunidad, no precisamente de retirados, sino de personas mayores aún productivas que quieran seguir laborando, pero en un lugar paradisiaco con servicios médicos especializados y viviendas a la vuelta de su lugar de trabajo.

Asimismo, AMAR está promoviendo la construcción de dos torres en el centro de Cancún, también enfocadas a la comunidad de retirados de alto poder adquisitivo.

De hecho, recordó que AMAR firmó un convenio con la Asociación de Profesionales Inmobiliarios de Cancún para unir esfuerzos en el desarrollo de productos enfocados a esta comunidad.

La meta trazada es atraer a un aproximado de 150,000 retirados y pensionados de Estados Unidos y Canadá en los próximos cinco años, desarrollando productos específicos en el sector náutico, corporativo y médico, pues son el tipo de condiciones que demandan: esparcimiento, mantenerse productivos y atención médica especializada.

Otros proyectos

A principios del año en curso se anunció a construcción del complejo hospitalario K&A para la ciudad de Chetumal, cuya inversión canadiense asciende a los 400 millones de dólares, y consiste en la construcción de un hospital general y un centro quirúrgico, así como un centro de rehabilitación de largo plazo.

Marc Kealey, director general de K&A, explicó en esa ocasión que los estudios de factibilidad arrojaron que ya existe una comunidad de 70,000 canadienses con alguna propiedad de descanso en México, de los cuales más de 80% son de la tercera edad, lo cual significa que el mercado con mayor potencial es el de personas de más de 60 años que busca lugares con seguridad garantizada, pero también con servicios de salud certificados al mismo nivel que en Canadá.

El Economista

You May Also Like