“No somos vendepatrias” para acudir a un gobierno extranjero y pedirle que resuelva nuestros problemas internos, aseveró el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, al advertir que su gobierno no permitirá declarar a los carteles de la droga que operan en nuestro país como terroristas por parte de los Estados Unidos.

“Nosotros no aceptamos eso, nuestros problemas los vamos a resolver los mexicanos, no queremos la injerencia de ninguna potencia, de ninguna hegemonía, de ningún país extranjero, es muy clara nuestra constitución, que es la ley de leyes, no intervención, autodeterminación de los pueblos, no somos vendepatria, no vamos nosotros a permitir ninguna amenaza, ninguna intervención del extranjero”, sostuvo el presidente López Obrador luego de cuestionarle la clasificación que tiene su administración en torno a las organizaciones criminales generadoras de gran parte de la violencia en el territorio nacional.

De acuerdo con el mandatario mexicano, después del llamado “Cualiacanazo” donde se dejó en libertad al presunto narcotraficante Ovidio Guzmán López y de los asesinatos de nueve personas en agravio de la familia LeBarón y Langford, el gobierno del presidente Donald Trump ha sido respetuoso y solidario al ofrecer colaborar con México en lo que las autoridades nacionales requirieran.

Sin embargo, consideró lamentable que mientras el gobierno estadunidense mantiene el respeto por la soberanía mexicana, desde nuestro país haya voces y “presiones” que con una posición conservadora insistan en responder la violencia con violencia y demanden “casi casi una intervención”.

“Imagínense, si nosotros tenemos un problema por grave que sea, vamos a acudir a una especia de gobierno mundial, ¿dónde queda nuestra soberanía, nuestra independencia?; entonces, vamos aclarando las cosas, vamos desde luego a seguir atendiendo el problema todos los días estamos trabajando para garantizar la paz y la tranquilidad en nuestro país” indicó López Obrador.

En el mismo tono, el secretario de relaciones exteriores, Marcelo Ebrard Casaubon estimó “inconveniente e innecesario” una declaratoria como la planteada por integrantes de la familia LeBarón, quienes anunciaron que pedirán al presidente de los Estados Unidos clasificar como terroristas a los carteles de la droga mexicanos, luego de que el pasado cuatro de noviembre de este año, 9 de sus familiares —3 mujeres y 6 niños— fueron acribillados por integrantes del  crimen organizado.

Desde la óptica de Marcelo Ebrard, dicha solicitud no puede admitirse porque implicaría una intromisión del gobierno estadounidense en el de López Obrador.

“¿Por qué digo que es inconveniente e innecesario? Porque es solicitar o acceder a que haya una acción directa de Estados Unidos en nuestro territorio. Eso nunca lo vamos a aceptar, ahí está nuestra Constitución (…) Entonces, lo que se está buscando cuando se usa ese término es que Estados Unidos pueda clasificar diferentes grupos como tales y entonces actuar directamente contra ellos donde quiera que se encuentren, y eso México no va a estar de acuerdo”, remarcó Ebrard Casaubon.

Apuntó que es innecesaria la petición porque existe una colaboración muy estrecha en temas de seguridad entre ambos países y si en todo caso Estados Unidos quiere ayudar a México a reducir la criminalidad, debe llevar a cabo un control más estricto en la venta de armas en su territorio.

En consecuencia, el secretario de relaciones exteriores sostuvo que pese a la violencia con la que actúan los cárteles mexicanos de la droga respecto a la población civil para evitar enfrentar la ley, su clasificación seguirá siendo la de delincuencia organizada.

Excélsior

You May Also Like