Ante la decisión del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) de validar la elección en Baja California y dejar la gubernatura en dos años; la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, aseguró que la moraleja que deja es que “no se puede atentar contra el principio de certeza”.

En breve entrevista al término del evento “Maíz: Semilla de Identidad. Foro para fomentar la identidad mexicana en torno al maíz”, Sánchez Cordero dejó claro que con la sentencia se dejaron dos cosas en claro: se válida la elección y se pronunció por los dos años.

Además, indicó que tiene sus dudas sobre si se extralimitó o no, “porque la Constitución obviamente fue modificada antes de la sentencia, pero no ha sido publicada”.

“Hay un debate jurídico muy interesante. Pero delo debates jurídicos de altura son los que deben prevalecer en nuestro país”.

Ayer, el Pleno del Tribunal Electoral válido la elección de Baja California y determinó que Jaime Bonilla fue electo para ser gobernador para un periodo de dos años.

El Sol de México

You May Also Like