control

Hay cuatro constantes en la vida: nacer, pagar impuestos, envejecer y morir, algo por lo que todos sin excepción pasamos. Y aunque envejecemos, una nueva investigación sugirió que tener el control de nuestras acciones hará que nos sintamos jóvenes y vivamos más.

El estudio realizado por la Universidad de Friedrich Schiller en Alemania, fue presentado en la Convención Nacional de la Asociación Estadounidense de Psicología, y aconsejó mantener un estado de ánimo juvenil, al menos para los adultos mayores.

Tener el control de tu vida significa sentirte joven

Jennifer Bellingtier, investigadora de psicología postdoctoral en la Universidad Friedrich Schiller, siguió a 116 adultos mayores de entre 60 y 90 años y a 106 adultos de entre 18 y 36 años durante un período de nueve días. Cada día, preguntaba a los participantes qué edad tenían y qué control tenían de sus vidas y acciones.

Los resultados demostraron que es común experimentar variaciones de ánimo dependiendo de la edad. En el grupo de mayor edad, las variaciones se correlacionaron con una sensación de control, dijo Bellingtier. En los días que sentían más control de sus vidas, la gente solía sentirse más joven. En el grupo de personas jóvenes, los cambios parecían estar relacionados con aspectos como la salud y los niveles de estrés.

“Cuando sientes que controlas lo que pasa en tu vida te sientes más joven, y también sientes que puedes lograr más cosas”, comentó Bellingtier. “Sientes que tus acciones importan”. Esto podría motivar a una persona a salir y hacer ejercicio o quizá a tomar mejores decisiones nutricionales, afirmó.

Los beneficios de sentirte más joven

Tanto los cambios ambientales como los internos podrían mejorar la sensación de control, comentó Bellingtier. A nivel personal, algo tan simple como pensar con criterio sobre todas las actividades cotidianas que uno puede controlar, por ejemplo, desde el momento en que lees un libro que decidiste comenzar y lo terminas, te ayuda a sentirte con fortaleza y capaz de lograr propósitos.

Sentirse más joven que tu edad real también se relaciona con un menor riesgo de demencia y una mejor salud mental. Este estudio sugirió que la edad subjetiva puede ser tan importante para su salud como la edad cronológica.

Pero sentir el control puede no ser la única forma de sentirse más joven:

Otra investigación descubrió que la actividad física, específicamente caminar se asocia con una edad subjetiva más baja entre los adultos de 35 a 69 años.

La interacción social también puede ayudar a los adultos mayores a sentirse más jóvenes, demostró otra investigación.

Revista Muy Interesante

You May Also Like