tomas

Al cierre del primer trimestre del año, Pemex ya registró más de cuatro mil 374 perforaciones ilegales para el robo de hidrocarburos, lo que representa un aumento de 18.5 por ciento.

Esto significa que en dicho periodo se detectaron 683 tomas más respecto de las tres mil 691 del mismo periodo del año pasado.

Aunque la empresa forma parte de la implementación del plan contra el llamado huachicol, que involucra a por lo menos 15 dependencias del gobierno de México, en los primeros cuatro meses de este sexenio, ya se registraron un total de cinco mil 642 tomas clandestinas para el robo de petrolíferos, principalmente gasolina y diesel.

Aun cuando las tomas clandestinas siguen en aumento, el presidente Andrés Manuel López Obrador, aseguró la semana pasada que ya se logró un ahorro de 12 mil millones de pesos y que al mantener la estrategia contra el robo de hidrocarburos, en el que también participan más de diez mil elementos tanto del Ejército, Semar y Policía Federal, se alcanzará la meta de los 50 mil millones al cierre de este año.

Datos de la empresa, a los que Excélsior tuvo acceso, muestran que Hidalgo sigue siendo el estado donde se da con mayor frecuencia este delito, pues en el periodo referido se detectaron mil 538 tomas clandestinas, 238% más que el año pasado.

La cifra representa 35% del total de delitos cometidos en todo el país, lo cual llama aún más la atención, debido a que en enero pasado murieron más de 130 personas por la explosión de un ducto.

Tan sólo en el poblado de Tlahuelilpan, donde ocurrió el accidente, ya se detectaron 77 perforaciones, aunque el mayor número se ha encontrado en Tula, donde se localiza la refinería, con 282, así como Cuautepec de Hinojosa, con 248, el cual colinda con Puebla.

Los municipios cercanos a Tula, como lo son Tetepango, Atotonilco, Ajacuba, Tepeji del Río, Atitalaquia, Tlaxcoapan, entre otros, es donde se concentra el delito dentro del estado, por ser las zonas por donde corre el ducto Tuxpan Tula.

Por otro lado, el Estado de México se convirtió en el segundo lugar con el mayor número de tomas, con 582, y un aumento de 84.8%, mientras que Guanajuato registró 450, equivalente a un alza de 8.4 por ciento.

Aunque las tomas clandestinas se han incrementado de manera general, en otros estados se ha logrado una reducción significativa en la detección de estos delitos. Uno de ellos es Puebla, que registró una caída de 21.7%.

Excélsior

You May Also Like