trump

El presidente Donald Trump afirmó estar dispuesto a gastar su fortuna “para ganar” las elecciones el 3 de noviembre, al iniciar una gira por los estados clave de Florida, Carolina del Norte, Michigan, Pensilvania y Nevada, donde el candidato demócrata Joe Biden le lleva ventaja en las encuestas.

Frente a la pandemia del COVID-19, que ha dejado más de 189 mil muertos y 6 millones 324 mil 42 casos en la primera economía del mundo, con niveles históricos de desempleo, el republicano quiere perfilar una promesa doble: la llegada inminente de una vacuna contra el coronavirus para octubre y un espectacular repunte de la economía.

A ocho semanas de los comicios, el mandatario visitó Júpiter, en Florida, para vanagloriarse, en sus propios términos, sobre los avances ambientales logrados durante su mandato en este estado.

Según analistas, la postura de Trumpes culpar a los demócratas de ensombrecer el panorama sanitario y de imponer restricciones excesivas en las ciudades y en los estados que controlan los republicanos, pero con un cálculo electoral y no por salud pública.

“Los demócratas van a abrir sus estados el 4 de noviembre, el día después de la elección. Los cierres son ridículos y sólo sirven para perjudicar la economía antes de la elección, que quizás es la más importante de nuestra historia”, afirmó Trump en Twitter antes de iniciar su gira.

Los republicanos acusan a Biden y a su compañera de fórmula, Kamala Harris, de politizar la búsqueda de una vacuna para el COVID-19, después de que la senadora afirmara que no creía “ni una palabra” del mandatario sobre un fármaco contra el virus.

Antes de salir hacia Florida, el presidente Trump dijo a reporteros que estaba dispuesto a gastar su propio dinero para financiar su campaña presidencial, si era necesario. “Si tuviera que hacerlo lo haría, pero vamos muy bien (…) tenemos (en la campaña) el doble, incluso el triple, de lo que teníamos hace cuatro años”, aseguró el presidente a los periodistas.

LAS ENCUESTAS

Según las encuestas, Joe Biden tiene grandes oportunidades de recuperar estados que el presidente Donald Trump ganó en 2016, tanto en el Cinturón de Óxido: Delaware, Illinois, Indiana, Maryland, Michigan, Missouri, Nueva Jersey, Nueva York, Ohio, Pensilvania, Virginia Occidental, Wisconsin, como en el Cinturón del Sol: Florida, Georgia, Carolina del Sur, Alabama, Mississippi, Louisiana, Texas, Nuevo México, Arizona, Nevada y California.

En Florida, un sondeo de la cadena NBC y Marista dice que Trump y Biden están empatados en intención, pero entre los hispanos, Trump gana con un 50 por ciento contra 46 de Biden.

Fox News ubica al demócrata con una ventaja de 9 puntos en Arizona, de 8 en Wisconsin y un margen más estrecho de 4 puntos en Carolina del Norte. Una encuesta en el estado de Pensilvania mostró que la ventaja de Biden sobre Donald Trump era de 4 puntos, 49 contra 45 por ciento.

El Financiero

You May Also Like