Si continúa aumentando el consumo de drogas en el país no se podrá detener la violencia en México, sostuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador quien destacó que se van a focalizar en una campaña para desalentar las adicciones entre los jóvenes, que calificó de prioritario. En especial preocupa el crecimiento del consumo de drogas sintéticas porque son altamente destructivas.

Durante una conferencia donde se celebró que este martes, en 15 entidades del país no se registró ningún homicidio, dijo que el consumo de drogas está asociado a la comisión de otros delitos, induce a que se cometan. Por eso, si no se reduce la adicción a las drogas, no se va a poder garantizar la paz y la tranquilidad en el país, lo cual será complementado con programas preventivos como el de Jóvenes construyendo el futuro.

Señaló que anteriormente el país era más de tráfico de drogas pero en los últimos años se ha incrementado el consumo, por lo que se está elaborando un diagnóstico detallado de la evolución en las adicciones porque no se puede transformar lo que no se conoce. Si frenamos este consumo se podrá avanzar en alcanzar la paz.

Confirmó que se prepara una campaña ambiciosa para desalentar el consumo de drogas entre los jóvenes pero que no sólo se quede en la propaganda para que no las consuman, sino que conozcan las opciones que tienen para su desarrollo.

Puntualizó que en los últimos días el ejército ha desactivado algunos sitios donde se producían drogas sintéticas, si bien precisó que no se ha difundido mucho estas operaciones contra el tráfico de drogas.

La Jornada

You May Also Like