A un día de que se vote en el Senado la renuncia del exministro Eduardo Medina Mora, el presidente Andrés Manuel López Obrador negó haberlo acosado para que dejara el cargo en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Sin embargo, señaló que en los gobiernos anteriores, los altos funcionarios eran intocables porque tenían influencias en las esferas políticas.

“No, nada de eso, es una investigación y él tomó libremente su decisión de renunciar. Yo no di instrucciones de que se le acosara para que renunciara, pero sí, antes imagínense, si un servidor público de alto nivel tenía influencias, cuando le iban a hacer algo”, comentó durante la conferencia mañanera.

En cuanto el Senado de la República resuelva si acepta o no, la renuncia de Medina Mora, el primer mandatario enviará la terna para sustituir al también ex director del Cisen y ex procurador General de la República.

Afirmó que la terna incluirá a personas “que no sean mercaderes, que no sean traficantes de influencia”, así como con calidad moral y honestidad, para el ejercicio de la justicia en el país.

López Obrador reclamó que los conservadores habían tomado el control de los tres poderes del gobierno, incluyendo las dos Cámaras del Congreso de la Unión.

“Saquearon el gobierno, tomaron los poderes, confiscaron todos los poderes durante el periodo neoliberal, tenían el control en las cámaras. Modificaron la constitución para permitir el saqueo”, reviró.

No quiso dar detalles sobre las propuestas, pero insistió en que serán personas honestas, porque es un demócrata, no como los conservadores, de quienes dijo que su dios era el dinero.

El Sol de México

You May Also Like